La licuadora es uno de los electrodomésticos más útiles en la cocina, y con mayor uso dentro de los hogares, ya que facilita la creación de platillos deliciosos para toda la familia. Sin embargo, a la mayoría de las personas se les olvida brindarle mantenimiento preventivo para alargar la vida útil de este aparato. 

Recomendaciones para alargar la vida de tu licuadora: 

No mojar el motor 
Asegura que siempre el vaso de la licuadora embone a la perfección con la base, para evitar que el motor se llene de líquidos, lo cual puede provocar que deje de funcionar. 

Lava cuidadosamente el vaso 

El vaso es una de las piezas claves  de la licuadora, por lo tanto, deberás cuidar de el vaso de cualquier fractura o falla. Sí detectas que hay fuga entre el vaso y la base, lo ideal es que cambies  el empaque, en Servicio y Refacciones de Electrodomésticos Luna, te ayudamos. 

No la dejes conectada 

Siempre desconecta la licuadora cuando termines de usarla, de esta manera, evitarás una descarga eléctrica. 

Limpia cuidadosamente las cuchillas 

Es importante que siempre las chuchillas estén limpias, ya que sin ellas, la licuadora no funcionará a la perfección. Si sientes que ya no tiene mucho filo, lo recomendable es que le brindes mantenimiento con expertos en el área. 

Úsala para lo recomendado 

Cada licuadora tiene un manual y uso recomendado, dependerá de la potencia del motor, si el modelo es casero o industrial, lo importante es que nunca fuerces tu licuadora a hacer algo para lo que no fue diseñada.