La lavadora es uno de los aparatos más utilizados en el hogar, y en caso de presentar problemas puede poner en pánico a toda la familia. Por lo tanto, es muy importante que siempre utilices este aparato de línea blanca.

A continuación, te vamos a contar sobre los 5 tipos de averías o problemas que puede presentar.

No gira

Es uno de los problemas más comunes, dependerá mucho del modelo, pero generalmente se puede tratar del programador, motor o correa.

No entra agua

Si el agua no sube o parece que no es suficiente, el problema puede ser de una pieza que se llama electroválvula, la cual funciona como un grifo, que deja pasar agua cuando el programa lo indica.

No sale el agua

Si el agua no sale después del ciclo de lavado o enjuague, puede que se trate de un problema con la bomba de agua o un filtro que se encuentra antes del motor.

Descargas o toques de energía

Es una de las situaciones más comunes, y con el contacto con el agua puede provocar problemas serios. Generalmente, este problema se elimina con una toma a tierra.


No funcionan los programas

Es un problema en el módulo de control, donde se recibe toda la información para iniciar y parar con los problemas de lavado.